Días de Mariposa 6

«Días de Mariposa» es una novela corta en la que estuve trabajando hace ya un tiempo, la voy a publicar en pequeñas partes todos los martes a las 18hs hora Argentina, 23hs hora de España, 17hs Miami.

Espero que la disfruten:

Primer llamado, Carolina:

-¿Hola Carolina?

-No, habla la hermana.

-¿Me podés pasar con ella?

-Bueno, esperá que ya le llamo -los minutos pasaban cual si fueran veloces delfines para el impaciente Juan, mientras el jugaba velozmente enredando sus dedos con el cable del teléfono, su corazón latía ferozmente a causa del café, se escuchaban algunos ladridos, la televisión, algunos pasos, luego de cinco minutos el sonido del teléfono -no ella no está ¿Querés que le diga algo?

-¡Sí, que se vaya al infierno! -contestó furioso colgando con fuerza el teléfono. Esta vez más que nunca le molestaba perder el tiempo.

Trigésimo tercer llamado, Alejandra:

-¿Hola Alejandra?

-¿Si?

-Mirá, soy Juan, yo sé que ha pasado varios meses desde la última vez que nos vimos, pero la verdad es que nunca pude sacarte de mi mente.

De repente se empezó a escuchar un forcejeo del otro lado del tubo.

-¡Dame acá!

-¡No! ¡No!

-¡Escuchame pedazo de imbécil! ¡No la llames más a mi mujer! ¡Si descubro quien sos te mato! ¡¿Escuchaste?!

Juan simplemente cortó, ni siquiera sabía que estaba casada.

Llamado ciento treinta y siete,…

-Hola ¿Cómo estás? -no sabía su nombre, solo la tenía anotada entre sus números -mirá, yo sé que ha pasado varios meses desde la última vez que nos vimos, pero la verdad es que nunca pude sacarte de mi mente -dijo el siempre original galán.

-¿Sí? -solo respondió la mujer.

-Y la verdad es que tengo muchas ganas de volver a verte -hubo un gran silencio, ya iban varios llamados entre fracasos y teléfonos sin línea    -¡Por favor! -agregó un lloroso Juan.

-¿Sos Juan no? ¡Yo la verdad es que no tengo ganas de verte, nunca más me llames! ¡Chau!

Porqué seguir intentando en una búsqueda que no daba resultados, cuando él sabía que podía contar con una posibilidad de romper aquella maldición que le enturbiaba la mente; esa chance se encontraba tras una simple llamada, pero Juan persistía con su plan y evitaba a aquel número telefónico, el número de una mujer perdidamente enamorada de él.

Entre llamados, al ojear su agenda, varias veces se detenía en un número asociado al nombre Karina, por más que lo pensaba su orgullo y vanidad eran más fuertes y no quería comunicarse con ella, pero el pasar de las horas contando fracasos lo llenó de dudas y miedos, finalmente se decidió y la llamó.

Continuará…

Un comentario sobre “Días de Mariposa 6

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s