Días de Mariposa 7

«Días de Mariposa» es una novela corta en la que estuve trabajando hace ya un tiempo, la voy a publicar en pequeñas partes todos los martes a las 18hs hora Argentina, 23hs hora de España, 17hs Miami.

Espero que la disfruten:

-Hola Karina, soy Juan.

-Ah, hola Juan, huy, esperame un ratito -se escucharon unos ruidos a través del tubo, aparentemente ella cargaba con algo que dejó caer con la sorpresiva llamada-  disculpame la tardanza Juan, es que no esperaba tu llamado.

-Soy yo el que debería pedirte disculpas por haber desaparecido como lo hice- respondió él, tratando de hacerle creer que lo ocurrido le importaba- ¿Qué haces hoy? Podríamos vernos si querés.

-No sé, no estoy segura- respondió ella confundida.

-Dale, es un día especial para vernos. Además te debo una disculpa por haberte dejado ir así aquella noche.

-Mmm si, tenés razón- le contestó ella demostrando su enojo al recordar lo que había pasado; en esa ocasión era una jornada lluviosa y tras haber pasado una noche inolvidable para ella, en la mañana simplemente él llamó a un taxi y la embarcó indiferente con la promesa de que la llamaría, cosa que nunca sucedió y que la joven esperó con ilusión-. ¿Te parece bien a las 10:00hs en el Pub del centro?

 -Bueno, ahí estaré, besos.

-Mmm si, adiós- le respondió ella con un tono de desagrado, que él ni siquiera notó.

Luego de esto, Juan continuó con sus llamados sin éxito hasta que se cumplió la hora de encontrarse con Karina, a la cual no hubiera tenido problemas en dejarla esperando si hubiese tenido mejor suerte con los números telefónicos.

Se tomó su tiempo, se vistió de manera ocasional y llegó al pub mucho más tarde de lo acordado. Ella lo esperaba afuera, y se sorprendió mucho al verlo venir caminando.

-¿Qué, no tenías auto? ¿Tuviste que venderlo para pagar alguna deuda?

  -Tuvo un desperfecto y no me quedo otra que venir en taxi- le respondió él, aunque su vehículo andaba esta vez prefirió no usarlo por su mal aspecto tras el choque.

-Bueno, no quiero estar en este pub, vamos- le dijo ella y lo llevó de la mano uno de los restaurantes mas caros de la ciudad- aquí vamos a estar más cómodos.

La muchacha se había vestido muy elegante para la ocasión a diferencia de él que lo había hecho sin mucho interés y las miradas sobradoras de las personas que se encontraban cenando en el lugar se lo hicieron notar. Tras sentarse, ella llamó a uno de los mozos y pidió una de las comidas más caras junto con una bebida de un alto precio también.

-Mirá Juan, ya van a ser las 12:00hs. Sabés que, pagá y mejor nos vamos.

Juan se sentía desconcertado y controlado como si fuera un niño, pagó la costosa comida que ni siquiera pudo probar y se retiraron del lugar; tal vez la situación extrema en la que se encontraba no lo dejaba reaccionar y solo seguía el juego que le proponía Karina sin poner muchas excusas, ahora se dirigían hacia la casa de la joven, el día ya se terminaba. �

Un comentario sobre “Días de Mariposa 7

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s